White void text

Noticias

Se está produciendo un gran avance en los tratamientos del cáncer de mama gracias a la biología molecular. Cada vez la cirugía es menos agresiva y los tratamientos más personalizados. También se confirman los beneficios de mantener hábitos saludables.

Introducción

Hay noticia de la existencia del cáncer de mama desde tiempos de los egipcios. El conocimiento de la enfermedad, así como los tratamientos, han ido evolucionado hasta estos momentos, cuando la disciplina de la Biología Molecular lidera los avances científicos.

Una red social se define como las relaciones sociales que tiene un individuo en su entorno. Lo más comúnmente analizado en los estudios de supervivientes de cáncer de mama es el tamaño de estas redes sociales (número de miembros en la red). Algunos estudios previos han demostrado que a mayor tamaño de la red social, mayor es el tiempo de supervivencia después del diagnóstico de cáncer. Sin embargo, algunos otros se han encontrado resultados contrarios, en que las grandes redes sociales, en particular familiares de primer grado se asociaban con mayor mortalidad y niveles bajos de soporte. Por lo tanto, el impacto de las redes sociales en cáncer de mama podría depender no del tamaño, sino de la calidad de éstas.


Para contestar estas interrogantes se realizó el estudio LACE (Life After Cancer Epidemiology) en supervivientes de cáncer de mama, que fue publicado recientemente en Breast Cancer Research and Treatment. Se incluyeron 2.264 pacientes que habían sido diagnosticadas entre los años 1997 y 2.000.

El colesterol es una grasa esencial para mantener la estructura de las células de nuestro cuerpo, y muy importante para el crecimiento celular. Las estatinas frenan la producción interna de colesterol, lo que altera los pasos necesarios para este crecimiento. Además, este fármaco también puede afectar al crecimiento de las células cancerígenas, e incluso evitar la aparición de tumores o a curar más pacientes.

estatinas-forumclinic.jpg

Uno de los temores más frecuentes de las supervivientes al cáncer de mama es la recaída. Esto, en pacientes asintomáticas, genera en muchas ocasiones ansiedad intensa, lo que lleva a la paciente a pedir a su médico más pruebas para asegurarse de que todo está bien. A medida que ha avanzado la tecnología, las pruebas son más precisas y se pueden detectar lesiones más pequeñas, pero estos estudios no son infalibles. Lo que pueden ser simplemente falsas alarmas pueden provocar aún mayor ansiedad a la paciente, y muchas veces hasta pruebas invasivas (biopsias por ejemplo), para confirmar si se trata o no de una recaída, o un nuevo tumor.

Vídeo. Cáncer de mama: ¿Cómo se realiza una autopalpación mamaria?

Dos de cada tres mujeres que son diagnosticadas de cáncer de mama tienen tumores que dependen de las hormonas sexuales femeninas para facilitar su crecimiento. Esto significa que estos tumores presentan en la superficie de las células receptores de estrógeno y progesterona. Estas pacientes recibirán tratamiento hormonal, independiente de la quimioterapia y/o radioterapia. Sin embargo a pesar del tratamiento hormonal una de cada cuatro pacientes con receptores de estrógeno positivos presentará una recaída de su enfermedad en algún momento. La pregunta, es ¿podemos hacer algo más aparte de los tratamientos indicados?

Vídeo. Cáncer de mama. Tratamiento sistémico: hormonoterapia

Páginas