White void text

Biología de la diabetes

El cuerpo se compone de millones de células. Las células necesitan energía para funcionar y para disponer de energía uno de los ingredientes básicos es un azúcar llamado glucosa.

Vídeo. Biología de la diabetes

 

Para que la glucosa pueda entrar en las células son necesarias dos condiciones:

  • que las células dispongan de suficientes receptores para la entrada de la glucosa
  • que haya suficiente cantidad de una hormona denominada insulina, que al acoplarse a los receptores posibilita la transición de glucosa de la sangre a las células

Cuando se dan las dos condiciones las células pueden producir energía con normalidad, utilizando o «metabolizando» la glucosa.

La insulina es una hormona que se produce en el páncreas, concretamente en las células beta de los islotes de Langerhans. Los niveles de insulina en la sangre en personas sin diabetes varían según la cantidad de glucosa presente en la sangre.

Todas las personas, aunque no tengan diabetes, necesitan insulina durante las 24 horas del día de forma continua y en cantidades variables. Cuando una persona come, necesita más insulina, y cuando realiza actividad física, necesita menos.

En la diabetes tipo 1, al no haber insulina que se acople con los receptores de la célula, la glucosa no puede penetrar en la célula. La célula no puede producir energía y el nivel de glucosa en la sangre aumenta.

En el caso de la diabetes tipo 2, lo que sucede en una primera fase es que disminuye el número de receptores en las células y a pesar de estar presente la insulina ésta no se puede emplear con eficacia. La célula recibe menos glucosa de la que debiera y el nivel de glucosa en la sangre aumenta. 

 

Volver a Respuestas a preguntas frecuentes (FAQ's)

Creado por Ignasi Conget, Margarida JansàMercè VidalEnric EsmatjesRamon Gomis 
27-03-2007 11:08
Tags: