forumclinic » diabetes » noticias » tratamiento intensivo de la diabetes y resultados cardiovasculares en la diabetes

White void text

Tratamiento intensivo de la diabetes y resultados cardiovasculares en la diabetes tipo 1. Impacto del estudio DCCT/EDIC a los 30 años de seguimiento.

Imagen de margarida

Los resultados del estudio DCCT publicados en el año 1993 fueron impactantes en demostrar que el buen control metabólico tiene efectos positivos sobre la prevención y la agresividad de las complicaciones en los ojos, riñones y nervios.  Actualmente nadie duda que la modalidad de tratamiento intensivo es la mejor opción para las personas que tienen diabetes tipo 1. 

El estudio “Diabetes Control and Complications Trial (DCCT)” se realizó hace 30 años, duro 6,5 años y demostró la importancia de que los niveles de azúcar en sangre, en personas con diabetes tipo 1, sean lo más cercanos a los de las personas sin diabetes para reducir el desarrollo y progresión de las complicaciones crónicas relacionadas con la diabetes. Estas complicaciones se pueden dar en la retina de los ojos (retinopatía diabética),  en los riñones (nefropatía diabética) y en los nervios especialmente de las extremidades inferiores (neuropatía diabética). 

 

Durante el estudio DCCT, se compararon 2 tipos de tratamiento y su efecto sobre el control metabólico y las complicaciones de la diabetes. Participaron 1441 voluntarios con diabetes tipo1  con edad entre 13 y 39 años. Los pacientes fueron distribuidos al azar para iniciar 2 modalidades de tratamiento. 


  1. Tratamiento  intensivo que siguieron 711 pacientes.Este tratamiento  consiste  en inyectar tres o más veces insulina al día (1-2 veces insulina basal e insulina rápida antes de cada comida) o el uso de una bomba de infusión de insulina, con ajustes de dosis según valores de la glucemia capilar (al menos cuatro mediciones de glucosa al día). Los objetivos diarios de glucosa fueron antes de las comidas entre 70-120 mg/dl y  hasta 180 mg /dl después de las comidas para poder conseguir unos valores de hemoglobina glicada (HbA1c) inferiores al 7%. 
  2. Tratamiento convencional que siguieron 730 pacientes. Este tratamiento consistía en administrar insulina una o dos veces al día con  objetivos de control para prevenir episodios de hipoglucemia e hiperglucemia pero no los de conseguir unos valores cercanos a los de las personas sin diabetes como se pedía a los pacientes que seguían tratamiento intensivo.

 

Los resultados del estudio DCCT publicados en el año 1993 fueron impactantes en demostrar que el buen control metabólico tiene efectos positivos sobre la prevención y la agresividad de las complicaciones en los ojos, riñones y nervios.  Actualmente nadie duda que la modalidad de tratamiento intensivo es la mejor opción para las personas que tienen diabetes tipo 1. 

 

Por otro lado los pacientes que participaron en  el estudio DCCT fueron seguidos  y evaluados durante los años posteriores a través del estudio de seguimiento “Epidemiology of Diabetes Interventions and Complications (EDIC) Study”. El estudio DCCT/EDIC demostró que el buen control metabólico tiene  un efecto memoria, es decir los  años ganados de buen control repercuten a largo plazo en la aparición y progresión de estas complicaciones crónicas en los ojos, nervios y riñones.  

 

En el año 2005 el estudio de seguimiento DCCT/EDIC demostró también que el grupo de pacientes  que siguieron el tratamiento intensivo durante el estudio DCCT redujeron el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares como son el  infarto de miocardio, el accidente cerebrovascular, la muerte cardiovascular, la angina de pecho, y la revascularización de la arteria coronaria, aunque el número total de eventos cardiovasculares fue relativamente baja .

 

Los  resultados publicados este año 2016 sobre el estudio de seguimiento DCCT/EDIC a los 30 años de su inicio han demostrado con toda contundencia que el efecto memoria del buen control de los niveles de azúcar ha sido positivo no solo en relación a las complicaciones crónicas denominades microvasculares  que afectan a los ojos, riñones y nervios, sino también es beneficioso en la prevención y agresividad de las complicaciones  cardiovasculares.

 

La media de HbA1c durante los 6,5 años de terapia intensiva  en el estudio DCCT fue  de 7,2 % en los pacientes de tratamiento intensivo frente  a 9,1% en el grupo de que siguió  tratamiento convencional. Con el paso de los años las diferencias fueron menores. Después de una media de 26 años de seguimiento (máximo 30 años), las diferencias en la HbA1c se mantuvieron  significativamente diferente  7,8% en el grupo de tratamiento intensivo frente 8,2% en los que siguieron tratamiento convencional.  

 

Al final del año 2013, del total de pacientes que siguieron el estudio DCCT se registraron 184 que habían tenido 366 eventos cardiovasculares. De ellos 82 pacientes que siguieron tratamiento intensivo tuvieron 149 episodios cardiovasculares mientras 102 pacientes que siguieron tratamiento convencional tuvieron 217 episodios de enfermedad cardiovascular.

 

En función de estos resultados los autores concluyen que el tratamiento intensivo de la diabetes durante el  estudio DCCT tiene efectos beneficiosos a largo plazo sobre la aparición  de enfermedad cardiovascular en pacientes con diabetes tipo 1 y que estos efectos persisten durante un máximo de 30 años. 

 

Por ello los autores enfatizan que los esfuerzos para hacer posible el control intensivo  de la diabetes con el fin de reducir las tasas de enfermedad cardiovascular potencialmente mortales deberían realizarse desde el inicio de la enfermedad y durante toda la vida en  las personas con diabetes tipo 1. 

 

 

 
Bibliografía: 

The Diabetes Control and Complications Trial (DCCT)/Epidemiology of Diabetes Interventions and Complications (EDIC) Study Research Group. Intensive Diabetes Treatment and Cardiovascular Outcomes in Type 1 Diabetes: The DCCT/EDIC Study 30-Year Follow-up. Diabetes Care 2016;39:686–693 | DOI: 10.2337/dc15-1990