White void text

Noticias

Los pacientes desean mejorar su calidad de vida, disminuir el estrés emocional que supone acudir a una consulta hospitalaria.

El reto de la cronicidad en la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) supone que tanto los pacientes como las instituciones sanitarias tengan nuevas necesidades. Los pacientes desean mejorar su calidad de vida, disminuir el estrés emocional que supone acudir a una consulta hospitalaria, las dificultades laborables para cumplir con las visitas al hospital cada 6 meses para las analíticas y consultas, así como la recogida de medicación cada 3 meses. 

 

En una enfermedad infecciosa de contagio sexual es muy importante el control adecuado de toda la población afectada, tanto por el beneficio del paciente como el de la comunidad. Por ello es importante analizar si el cuidado ofrecido a pacientes inmigrantes que son especialmente vulnerables es similar al de la población española. Un estudio reciente sugiere que aunque el cuidado de pacientes infectados por VIH inmigrantes es parecido al de pacientes españoles, el retraso diagnóstico es mayor, lo que podría condicionar un peor pronóstico.

VIH1.jpg