forumclinic » vih/sida » información » el vihsida y su efecto sobre el organismo

White void text

El VIH/SIDA y su efecto sobre el organismo

Como hemos comentado en la introducción, se denomina sida a la fase avanzada de la infección por el VIH y es cuando aparecen síntomas de la infección. Con objeto de explicar cómo actúa el virus y qué efectos tiene en el organismo expondremos brevemente algunos datos sobre en el sistema inmunitario.

Vídeo. VIH/Sida. El sistma inmunitario

El Sistema Inmunitario

El sistema inmunitario constituye un conjunto de mecanismos de defensa del organismo humano ante la infección. Su primera función es impedir que el germen o agente infeccioso entre al interior del cuerpo. La piel, cuando está intacta, no deja entrar a la mayoría de agentes infecciosos. El sudor o las secreciones sebáceas, la saliva, las mucosidades, las lágrimas o la orina, son otros mecanismos que nos ayudan a evitar que los agentes infecciosos penetren en nuestro cuerpo. Las bacterias que tenemos en nuestro organismo en condiciones normales en el tubo digestivo también impiden la colonización de otros gérmenes.

Si a pesar de estas defensas, el germen entra en el organismo, se ponen en marcha las reacciones inmunitarias. Surgen cuando el organismo encuentra en su interior una sustancia (el germen) que no reconoce como propia. A la parte del germen que desencadena la reacción inmunológica la denominamos antígeno.

Existen dos tipos de reacciones inmunitarias: las inespecíficas o generales que actúan ante cualquier antígeno y las específicas para un determinado agente infeccioso o germen. Estos dos mecanismos están íntimamente relacionados y muy raramente actúan de forma independiente.

  • Inespecíficas o generales. Es la denominada inmunidad natural o innata, que interviene inmediatamente ante la entrada de cualquier germen y actúa hasta que se ponen en marcha las respuestas específicas. La inmunidad innata abarca tanto las barreras anatómicas y las secreciones que mencionábamos anteriormente como unos mecanismos que impiden que el germen se multiplique y en consecuencia evitan el desarrollo de la infección. Hay dos tipos de mecanismos inespecíficos. Por un lado los químicos como el complemento y las citoquinas y por otro los mecanismos celulares que se producen a través de los fagocitos, los macrófagos o las células citocidas naturales (células NK por las siglas de su denominación en inglés, Natural killer).
  • Específicas, para un antígeno determinado. Esta inmunidad específica, también, denominada adquirida, tarda días o semanas en aparecer tras la primera exposición y es indispensable para la resolución de la enfermedad. Dentro de la inmunidad adquirida o inducida existen dos tipos de respuestas: la humoral y la celular.
    • La denominada inmunidad humoral, esta constituida por la respuesta inmune de los linfocitos B (un tipo de células blancas sanguíneas). Estos linfocitos B recuerdan los antígenos con los que han estado en contacto anteriormente. Cuando entran de nuevo en contacto, reaccionan produciendo unas proteínas, denominadas inmunoglobulinas o anticuerpos que atacan de forma específica a los gérmenes.
    • La inmunidad celular esta producida por los linfocitos T (otro tipo de células blancas sanguíneas). Estos linfocitos T son citotóxicos, es decir, son unas células con memoria que agreden directamente y de forma específica los gérmenes que reconocen por sus antígenos.

El VIH  infecta principalmente a los linfocitos T, concretamente los CD4, provocando su destrucción continuada. Esta disminución de los linfocitosT, responsables de la inmunidad humoral, desemboca en un fallo del sistema inmune, produciendo la enfermedad denominada sida.

El virus y su efecto sobre el organismo

Vídeo. El virus del VIH/Sida y su efecto sobe el organismo

El VIH pertenece a la familia de los retrovirus (Retroviridae), llamados así porque son capaces de convertir su material genético (ácido ribonucléico o ARN) en acido desoxirribonucléico (o ADN).

Este es el camino inverso (por esto se llaman retrovirus) al que sigue el material genético de la mayoría de los seres vivos, que está formado por ADN y da ordenes a la célula realizando copias de ARN que luego se traducen en proteínas.

Esta transformación de ARN en ADN permite que el material genético del virus se integre dentro de los cromosomas de las personas infectadas.

El VIH no ataca a todas las células del organismo sino, principalmente,  a un determinado tipo de glóbulo blanco denominado linfocito CD4 o T4, que es el que debería dirigir la defensa del organismo frente a la infección. Al infectarse esta célula CD4 muere o no da las ordenes adecuadas, con lo que el resto del sistema defensivo no es capaz de actuar de forma eficiente. Por suerte, el sistema inmunitario tiene una gran reserva funcional y hasta que la mayoría de los linfocitos CD4 están destruidos (para lo que se requiere varios años) la persona no está en riesgo de tener complicaciones. Además de infectar la célula y hacer que funcione de forma incorrecta, el VIH utiliza la maquinaria de la célula (por ello se integra en el  material genético de la célula) para reproducirse y, utiliza de ella lo que necesita para multiplicarse a gran velocidad.

El virus no tiene mecanismos de corrección de los errores que comete al crear nuevos virus, por lo que genera copias de virus muy diferentes entre si. La gran tasa de errores junto a la velocidad de división hacen que debamos considerar que la persona infectada no lo está por un virus único, sino por una población completa de virus que se parecen relativamente poco entre si. Por ello a las defensas les cueste mucho trabajo contenerlo, y que los tratamientos deban tomarse de forma adecuada, ya que si la presión contra el virus no es suficiente, este puede volverse resistente.

 

 

 

Volver a ¿Qué es el sida? 

Creado por Josep M. Gatell. Laura Zamora Talló. Felipe García. 09-06-2011 12:41

 
Tags: